Usted se encuentra aquí

Contenido

13.11.2018

Nuevas rejillas ópticas de seguridad para la industria alimentaria

Serie SLC/ SLG 440 IP69K: extremadamente robusta y conforme con las exigencias de higiene

Wuppertal, 13 de Noviembre de 2018. El Grupo Schmersal ha desarrollado una nueva serie de cortinas ópticas y rejillas ópticas de seguridad, especialmente idónea para el uso en áreas con exigencias especiales de higiene, como la industria alimentaria, la industria farmacéutica o el procesamiento de carne y leche. 
La nueva serie SLC/ SLG 440 IP69K es resistente a las operaciones diarias de limpieza habituales en estos campos. Gracias a su sofisticado diseño constructivo, esta serie alcanza el grado de protección IP 69K (protección contra la penetración de agua durante la limpieza a alta presión o con chorro de vapor). A esto se suma que los elementos de hermetizado de este dispositivo de protección sin contacto (BWS) satisface exigencias muy elevadas y soporta la limpieza frecuente con agua, lejías, espuma, vapor caliente o alta presión. La nueva serie BWS está diseñada de acuerdo con los principios del «Hygienic Design».

Los tapones de cierre de las cortinas y rejillas SLC/ SLG 440 IP69K se fabrican en acero inoxidable (V4A), al igual que las entradas de cables y los elementos de sujeción. Los tubos de protección transparentes son de policarbonato (PC). Este material se distingue por una elevada resistencia a los agentes de limpieza y soporta esfuerzos mecánicos elevados. Gracias a los robustos tubos de protección se mantiene la función de seguridad y de protección incluso en el caso de que la carcasa de una SLC/SLG 440 IP69K reciba por accidente un golpe de una barra de limpieza durante el lavado a alta presión en una instalación de producción de alimentos, o sufra el choque con un elemento de transporte.   

El material garantiza por tanto una mayor disponibilidad y una vida útil más larga de las cortinas y rejillas luminosas de seguridad, y permite un diseño compacto de los sensores de seguridad blindados. Los tubos de protección tienen un diámetro de solo 50 mm. El laboratorio independiente de ensayos Ecolab ha confirmado la resistencia del material de estos componentes. 
Entre las propiedades de esta serie BWS se encuentran asimismo funciones adicionales como, por ejemplo, una función de doble rearme, control de contactores (EDM) y función blanking integrada que permite la introducción de piezas móviles a través del campo de protección sin que se active la señal de parada. Otra función eminentemente práctica es el indicador de suciedad. Si la señal recibida por el sensor es demasiado débil, se emite una advertencia óptica. De ese modo, el usuario puede intervenir antes de que se produzca una interrupción imprevista en la instalación.  

Vídeo: las ventajas de la serie SLC / SLG 440 IP69K de un vistazo - Enlace

Visite a Schmersal del 27 al 29.11.2018 en la feria SPS IPC Drives en Núremberg: Pabellón 9, stand 460

Columna de contexto